Propietarios de un polígono de Huesca reclaman 600.000 euros al Ayuntamiento

Los propietarios de un terreno en el polígono industrial La Magantina de Huesca han solicitado al Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 1 la ejecución  de la sentencia que obliga a la Ayuntamiento de la capital oscense a indemnizarlos con 600.000 euros porque  las condiciones establecidas en el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) de 2003 no permiten el desarrollo de ese suelo si no es con una importante pérdida económica debido a la existencia del barranco del Diablo, lo que conlleva un daño patrimonial para sus dueños.

El fallo judicial que obliga a indemnizar a los afectados data de 2012 y fue corroborado por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) en 2016 , tras el recurso presentado por el Ayuntamiento de Huesca. De hecho, este estimó todas las demandas municipales contra la sentencia salvo la relativa a la responsabilidad patrimonial, que condenaba a la administración local a abonar a la Junta de Compensación de esta unidad casi 400.000 euros, que años después han llegado a 600.000 con los intereses de demora. La sentencia de 2016 resalta que, este caso, «ha habido un planeamiento que genera un daño… y es evidente que solo genera derecho a indemnización» Según el perito judicial, en las condiciones que establecía el PGOU, «no es posible el desarrollo urbanístico de este suelo por las discrepancias existentes entre el planeamiento vigente y la realidad física de los terrenos».   Aun más, el TSJA anula la sentencia recurrida en el particular que obliga a modificar el plan.

Durante estos últimos años, los propietarios han estado negociando con los responsables municipales posibles modificaciones en cuanto a usos y alturas para que desarrollo urbanístico resultara posible. Ya en 2007, el entonces alcalde, Fernando Elboj, señaló que los dueños del suelo sin edificar en La Magantina «también desearían una planeamiento mixto entre uso industrial y terciario para poder sacarlo adelante«. Esa fue la solución para las parcelas colindantes, propiedad del Grupo Raventós y donde estuvo en su día la fábrica de Alvisa. Aquí, además de industria ‘limpia’ se permite ubicar, bares, oficinas e incluso residencias para ancianos o para estudiantes.

Una calificación similar es lo que ha estado tratando de conseguir la Junta de Compensación que preside Gregorio Cabrero.  «El actual PGOU divide la antigua manzana 7 del polígono La Magantina en dos partes,  la Unidad de Ejecución UE 08-01, que es la nuestra, y la UE 08-02, que es la de Raventós», ha indicado. «El Ayuntamiento dijo que lo dividía para facilitar la urbanización», ha añadido.

Eludir el pago de la indemnización

Pero las conversaciones, iniciadas en 2016,  finalizaron hace unas semanas, cuando «el Ayuntamiento nos dijo que, en cumplimiento de la sentencia estaba redactando una modificación aislada del plan», ha señalado Cabrero. La propuesta municipal se basa en que se «si se modifica el plan previendo una ejecución viable económicamente, puede no generarse daño alguno«, lo que, según los técnicos del Ayuntamiento, eludirá el pago al cual obliga la sentencia, aunque el TSJA desestimó esa salida.

Aun así, los propietarios podrían haberse avenido si los cambios hubieran igualado las condiciones otorgadas al suelo del Grupo Raventós. Pero no ha sido así. » Allí les dejan levantar planta  baja más cuatro alturas, pero a nosotros nos dicen que no, porque sería como levantar una pared», ha señalado Cabrero. Además , «en la modificación que han hecho no contemplan el uso terciario hostelero«, ha apostillado.

El documento está en exposición pública. Según el Ayuntamiento, «la modificación aprobada en el pleno del 2 de marzo, lo que hacía era satisfacer la ejecución de la sentencia». «La modificación está en estos momentos en exposición pública y por lo tanto, cualquiera está en su derecho de alegar», han manifestado los responsables municipales. Los propietarios afectados esperan la contestación a su demanda.

La operación urbanística de las harineras en Huesca alcanza velocidad de crucero

La comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Huesca ha aprobado en la mañana de este miércoles, de forma definitiva y por unanimidad, la modificación del convenio urbanístico y el plan especial del polígono de las harineras, un suelo de 8,5 hectáreas situado en el centro de la ciudad y donde está prevista la construcción de 1.300 pisos.

La modificación ha estado en exposición pública, se han resuelto las alegaciones presentadas y el próximo paso será su aprobación en el pleno del Ayuntamiento. Después, los promotores podrán tramitar los proyectos de reparcelación y urbanización. Si nada se tuerce, las máquinas podrán entrar para explanar el terreno a finales de este año o principios de 2022.

La modificación aprobada recoge aspectos técnicos como el que los edificios tengan menor altura que la prevista en el plan inicial o que los locales comerciales se concentren en las calles principales, permitiendo que en las zonas interiores las plantas bajas puedan ser utilizadas como viviendas.

La concejala de Urbanismo, María Rodrigo, ha explicado que la aprobación en Comisión de este proyecto «concluye un proceso que comenzó en el año 2008 y supone, además, un paso definitivo para el cierre de la gran cicatriz urbana que el espacio que ocupa Harineras en el centro de la ciudad ha supuesto durante los últimos 15 años en la imagen de Huesca».

Lucas Mallada

En la comisión también se ha aprobado de forma definitiva y por unanimidad, tras el preceptivo periodo de exposición pública, el proyecto de reurbanización del paseo Lucas Mallada así como las propiedades afectadas. María Rodrigo ha incidido en que «el proyecto saldrá a licitación tan pronto como se concreten todos los detalles de las expropiaciones». «El tramo en el que se va actuar, de unos 200 metros de longitud, supondrá un cambio importante en la imagen de esta zona del polígono industrial La Magantina. Se invertirán más de 300.000 euros y cuando acaben las obras habrá nuevas aceras, zonas verdes y arbolado», ha añadido.

Huesca acomete obras de reparación en los polígonos La Magantina y Martínez de Velasco

El Ayuntamiento de Huesca está llevando a cabo obras de reparación en los polígonos La Magantina y Martínez de Velasco, cuyo proyecto cuenta con un presupuesto de 88.000 euros y un plazo de ejecución de dos meses, según ha dado a conocer el alcalde de la ciudad, Luis Felipe, quien ha visitado las obras, junto a la responsable del área de Urbanismo del Consistorio oscense, María Rodrigo, y el presidente de la Federación de Asociaciones de Polígonos Industriales de Huesca, Ignacio Almudévar.

María Rodrigo ha informado de que en el polígono La Magantina se va a suprimir un bordillo en la unión de la calle de la Industria con la calle la Magantina, para favorecer el tráfico que accede al polígono desde Ronda la Industria; se mejorarán los accesos a las naves y se reurbanizará la calle Almudévar, el único tramo del polígono de Martínez de Velasco que estaba sin adecentar.

Así, la responsable municipal ha señalado que «en concreto, en La Magantina, vamos a corregir tapas de alcantarillado, rampas de accesos a naves y se rectificarán bordillos, porque suponían un peligro para la circulación» y en el polígono Martínez de Velasco «se va a arreglar la calle Almudévar, todo el corredor paralelo a la antigua vía del tren».

Paseo de Lucas Mallada

Por otro lado, el Consistorio ha anunciado a los empresarios de los polígonos que proyecta remodelar el paseo de Lucas Mallada. El proyecto de obra contempla la reurbanización de un tramo de 200 metros de longitud que discurre entre el río Isuela y el Polígono Industrial La Magantina, con un coste de 320.000 euros, para lo que es imprescindible el derribo de construcciones y la expropiación.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Polígonos Industriales ha considerado que «lo mejor del polígono La Magantina está por llegar, ya que según nos han adelantado se va a adecentar el paseo de Lucas Mallada» y «hay que tener en cuenta que el paseo Lucas Mallada no sólo es usado por trabajadores, empresarios y clientes de los polígonos, sino que es usado por casi todos los ciudadanos de Huesca».

El acondicionamiento de esta parte del paseo, entre las calles la Magantina y Comercio, es una de las reivindicaciones históricas de la Federación de Polígonos Industriales de Huesca. El deterioro urbanístico de esta parte del polígono se sumaba la presencia habitual de animales sueltos, muebles y enseres diversos en la calle, tal y como ha señalado Almudévar.

Por su parte, el alcalde ha manifestado que con ese proyecto el polígono mejorará notablemente su imagen. «El procedimiento se inicia ahora y da garantías tanto a propietarios como administración y con el derribo de las construcciones que están fuera de alienación vamos a un diseño totalmente distinto» y «es importante continuar en lo que hace unos años se inició con la adecuación de la ribera del río Isuela y la actuación general en esa parte de la ciudad».

El Ayuntamiento de la capital oscense va a reurbanizar un tramo de 200 metros en el polígono industrial La Magantina, frente al río Isuela, con nuevas aceras y arbolado. Será necesario acometer expropiaciones.

El Ayuntamiento de Huesca ya tiene listo el proyecto para reurbanizar un nuevo tramo del paseo Lucas Mallada, que discurre entre el río Isuela y el Polígono Industrial La Magantina. El coste de esta mejora, que afectará a un tramo de aproximadamente 200 metros de longitud, es de 320.000 euros. La intervención se acometerá a los largo de los dos próximos ejercicios.

El acondicionamiento de esta parte del paseo, entre las calles Magantina y Comercio, es una de las reivindicaciones históricas de la Federación de Polígonos Industriales (FEPI) deHuesca, ya que la zona presenta un importante deterioro urbanístico y ambiental debido a la presencia de animales sueltos y de muebles y enseres almacenados en la calle. La concejala María Rodrigo ha explicado que las obras supondrán la renovación del acerado, el arbolado y las zonas verdes.

Para desarrollar este proyecto, el Ayuntamiento debe realizar dos expropiaciones de sendos inmuebles situados junto a las naves industriales. Con esta obra se dará continuidad a la mejora de esta vía, que va desde el paseo Ramón y Cajal hasta la rotonda del Mulo y forma parte del entorno del recurrido fluvial.

Ignacio Almudévar, presidente de la FEPI, ha mostrado su satisfacción por la decisión municipal de llevar a cabo este proyecto, «que se pedía por aclamación popular porque la situación de la zona es lamentable». Según ha dicho, esta parte del paseo es muy transitada no solo por los trabajadores del polígono sino también por los ciudadanos que acuden al gimnasio, el restaurante y la clínica veterinaria situadas aquí, entre otros servicios.

El portavoz de los polígonos de Huesca ha manifestado también su alegría por la reurbanización de la calle Almudévar, que linda con la antigua vía del tren «y es el único tramo del polígono de Martínez de Velasco que estaba sin adecentar y que se va a urbanizar y a vallar». Esta vía se halla frente al solar donde estaban las fábricas de harina.

Los polígonos industriales de Huesca no renovarán este año sus juntas directivas

La Federación de Empresarios de los Polígonos Industriales de Huesca y la Asociación de Usuarios del Polígono SEPES se han dirigido a sus usuarios para comunicar que, dada la situación actual y siendo que la normativa vigente impide la reunión de más de seis personas, no se puede celebrar la Asamblea Anual hasta que no cambie la situación.

Además, recuerdan que ya el pasado mes de marzo se acordó por Asamblea de las Juntas Directivas de los Polígonos y de la Federación, que si bien en este año 2020 correspondía la renovación de las Juntas, los cargos componentes de las mismas se prorrogaban un año más de manera excepcional

Huesca invierte 173.500 euros en obras de mejora en sus polígonos industriales

El Ayuntamiento de Huesca ha sacado a licitación varias obras que supondrán una inversión total de más de 173.500 euros y que darán respuesta a diferentes peticiones ciudadanas. Uno de los proyectos busca acometer obras de mejora en varias calles de los polígonos industriales de Magantina y de Martínez de Velasco. El presupuesto de licitación supera los 87.800 euros (IVA incluido) y los trabajos tendrán un plazo de ejecución de dos meses.

Por ello, se acometerán actuaciones como la eliminación de bordillos para favorecer el tráfico, la supresión de baches ocasionados por el paso de vehículos pesados, la reparación de acerados y zanjas o la reposición de la pintura vial. También se adecentará de forma temporal el lindero de la calle Almudévar con la zona desocupada de la antigua vía de ferrocarril mediante la pavimentación de un acerado y la colocación de una valla de delimitación.

La Federación de Polígonos Industriales de Huesca respalda públicamente a Ignacio Almudévar

HUESCA.- La Federación de Polígonos Industriales ha intervenido en la polémica entre el PSOE y el presidente de su organización, Ignacio Almudévar, respaldando públicamente a este último, que no hizo «sino expresar lo acordado en la asamblea» de los polígonos del viernes.

En un comunicado, la Federación resalta que Almudévar es «un ejemplo de entrega desinteresada» y que «nunca ha impuesto ni expresado opiniones personales de carácter político».

Asimismo, la Federación subraya que nunca ha tenido empacho en reconocer aciertos de las distintas instituciones -«sin ir más lejos en esta legislatura y con este Ayuntamiento»- y en exigir actuaciones o rectificaciones, sin que «nunca» haya influido el color político.

Los polígonos industriales recuerdan necesidades que el ayuntamiento de Huesca debería atender

Los responsables de los cuatro polígonos industriales de Huesca han denunciado que se sienten ninguneados y olvidados por el ayuntamiento. Recuerdan que llevan 19 años trabajando como Asociación de Polígonos, tiempo en el que han conseguido muchos avances, por lo que cuentan con polígonos dignificados. Representan a más de 400 empresas, 5.000 trabajadores, y miles de clientes y proveedores. Pero acumulan más de tres años de parálisis, y critican que en todo este tiempo, el alcalde Luis Felipe no los ha recibido. Al concejal de desarrollo, que finalmente sí los recibió, le han hecho llegar toda una serie de necesidades y proyectos.

Aseguran que llevan tres años y medio de parálisis. Y en un momento en el que Huesca vive los proyectos del cuartel, el embalse de Almudévar, la autovía Siétamo-Huesca o la SD Huesca en 1ª, no avanzar es retroceder, y ahora deberían estar avanzando más que nunca. Los empresarios añaden que han puesto mucho trabajo y esfuerzo, pero que todavía no han conseguido nada.

El presidente de la Magantina criticaba la situación de la casa Coiduras, en el paseo Lucas Mallada. Una propiedad privada que sobresale 6 metros y se mete hasta el paseo, haciendo que desaparezca la acera, e impidiendo el paso de peatones o dificultando el tráfico cuando coinciden en ese punto varios vehículos.

Además, critican la rotonda que se realizó, y que al ser recta, no cumple con su objetivo de reducir la velocidad de quienes llegan procedentes del puente de San Miguel. Creen que le falta señalización. Los empresarios de la Magantina piden desde hace años la ejecución de un aparcamiento en la parte trasera de la nave de IFA, algo que todavía no han conseguido.

El Polígono Monzú, cree su responsable, es el que menos problemas tiene. Sí que consideran necesario actuar en el parquin de camiones, que ha sufrido un cierto abandono. Tras solicitarlo al ayuntamiento, parece que se ha empezado a actuar en la zona, con una partida de 55.000 euros con la que se ha hecho parte de la obra que solicitaron, reparando un talud de tierra que se desploma.

En este polígono se pide que se recupere la báscula municipal que se perdió, y que se ubique en el entorno del parquin de camiones, donde se encuentra el muelle de carga.

En el polígono de Martínez de Velasco llevan muchos años reivindicando una rotonda en el cruce de la calle Alcañiz con Badalona.

Critican el estado lamentable de la vía verde, donde estaba la vía del tren en la calle Almudévar, llena de hierbas, ratas y sin vallar. Recuerdan que en julio de 2017 finalizaba el plazo que le dio el ayuntamiento a ADIF para que lo limpiara y adecentara, pero no ha hecho nada, ni tampoco el consistorio de oficio.

Y finalmente, en lo que respecta al polígono SEPES, el mayor de Huesca, se sigue criticando las inundaciones que se producen en algunas calles, en algunos casos provocadas por la falta de mantenimiento de los barrancos que cruzan la zona.

También les preocupa otro foco de inundaciones, el área 13, que linda con Quicena, donde tampoco se actúa y que provoca no pocos problemas en episodios de fuertes lluvias.

Y ya de forma general, los responsables de los polígonos han planteado al ayuntamiento varios acuerdos. Creen que es necesario que el vial de Plhus acabe unido a la estación intermodal. Su propuesta es que llegue directamente al polígono Martínez de Velasco, a la calle Alcañiz y Badalona, y de ahí hasta la intermodal, uniendo de esa forma el centro de Huesca por una recta a Plhus. Por otro lado, consideran que la reapertura del cuartel Sancho Ramírez significa un punto de inflexión para la ciudad, por lo que resaltan la necesidad de hacer la Ronda Este, que sería la circunvalación que iría desde la rotonda del Polígono Sepes, saliendo hacia Barbastro, hasta la rotonda de la ermita de Salas, próxima al Palacio de Congresos. Con ello se evitaría que por la avenida de los danzantes circulasen 10.000 vehículos diarios, entre ellos camiones de mercancías peligrosas.

Los empresarios piden más hidrantes en sus zonas y que se dé nombre a las calles de los polígonos que todavía no los tienen

CEDAES celebrará su Congreso Nacional 2018 los días 8 y 9 de noviembre en Gijón, dicho encuentro supondrá una puesta en común de las experiencias en el territorio nacional en materia de gestión de las áreas empresariales.

Los Días 8 y 9 de Noviembre, y en el marco incomparable que supone Laboral – Ciudad de la Cultura, en Gijón, se desarrollará el Congreso CEDAES 2018.
En este encuentro nacional haremos un análisis de situación de las áreas empresariales poniendo en común tanto las distintas iniciativas regionales para la mejora de la gestión como las demandas en materia legislativa que impulsa CEDAES.

El congreso se configura en base a 3 mesas de trabajo con 3 ejes temáticos básicos: EL papel de las Administraciones Públicas, el Marco jurídico actual e iniciativas legislativas y Modelos de éxito en la gestión de áreas empresariales.