La rotonda reduce las esperas pero sigue creando dudas

HUESCA.- Un vídeo colgado en redes sociales en una noche de lluvia (la del 26 de enero pasado) desató la polémica sobre el trazado de la nueva rotonda del paseo de Lucas Mallada. Se criticó especialmente que el sentido de circulación desde la rotonda del Mulo tuviera apariencia de vía convencional porque el interior de la glorieta se había trazado hacia el interior de la calle de La Magantina. Días después de concluida la obra, los empresarios del polígono consideran que funciona con eficacia aunque siguen planteando dudas sobre la seguridad. En el Consistorio entienden que el funcionamiento es correcto y señalan que no constan colisiones.

“Funciona bien”, apuntaba Miguel Crespo, presidente de la asociación empresarial del polígono. “Mejora es una mejora tremenda de la circulación a la hora de salir del polígono”, añade.

Coincide con algunos trabajadores de la zona consultados: “La salida es ahora mucho más rápida, en horas punta había esperas de diez o veinte minutos”, apunta Ralf, por ejemplo. Los empresarios han hecho incluso pruebas con camiones de varios tonelajes y todos ellos, incluidos los más grandes, han tomado bien el giro, precisaba Miguel Crespo.

Dotar de fluidez a la circulación era el principal objetivo de la Federación de Asociaciones de los Polígonos cuando apoyaron a La Magantina en su reclamación al Ayuntamiento.

Ahora bien, las dudas persisten. “Seguimos teniendo miedo a que se produzca un accidente porque los coches que vienen desde la rotonda del Mulo se encuentran con una rotonda en línea recta”, advierte Miguel Crespo.

El presidente de los empresarios de La Magantina entiende que quienes habitualmente transitan por esta vía se han adaptado con rapidez a esta particular característica. No obstante, apunta rotundo: “No es lo que queríamos”. Hace referencia al convencimiento de que debería haberse ganado espacio a la zona peatonal del carril situado junto al río Isuela.

No obstante, Miguel Crespo señala que se reunió hace algunos días con la ingeniera que proyectó la rotonda para exponerle las dudas surgidas. La explicación -señala- fue que el Plan General de Ordenación Urbana no permite la ocupación de espacios verdes para el trazado de vías públicas. Pese a la inquietud por la seguridad, espera el presidente de La Magantina que la mejora de la señalización permitirá reducir el riesgo.


Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui